V L 5 8

CASA CINESE

– Una casa de vacaciones en el Lago Mayor –

La Casa Cinese fue construida a finales de los años 30 en el Tesino, el Eldorado italiano de Suiza. Se ha utilizado como casa de huéspedes para huéspedes internacionales, así como un lugar para retirarse, leer y trabajar. En esa época también albergaba una pequeña colección de arte asiático compuesta por grabados japoneses, estatuas budistas y jarrones chinos.

Fue necesaria una completa renovación, ya que las instalaciones no habían sido renovadas desde su construcción hace 80 años. Además, este largo y oscuro edificio sólo contaba con una pequeña cocina.

Convertido a lo largo de los años en un lugar de reunión de una familia distribuida internacionalmente, era necesaria una redefinición del espacio y de la distribución, preservando al máximo los elementos originales; suelos de parquet, terrazas, puertas de roble macizo y otros finos detalles en una arquitectura sencilla y racional.

Nuestro concepto de renovación se inspira en la atmósfera de los años 30 y en el espíritu de la «Bauhaus» con un toque asiático, a la vez que ofrece espacios agradables y generosos, incluyendo la cocina familiar trasladada al nivel del jardín y ahora bañada en luz natural. La antigua entrada principal está amurallada con ladrillos de vidrio azules y verdes, y transparencias que dejan que la luz inunde la nueva cocina.

Las nuevas paredes que redistribuyen el espacio de la planta baja, antes particularmente oscuro, están también adornadas con bloques de vidrio: esta repetición de transparencias deja entrever la habitación contigua.

Los nuevos cuartos de baño de la planta baja y del primer piso adoptan el color azul de los cuartos de ducha originales, con baldosas de cemento ondulado, una «Chinoiserie suiza del lago».

La carpintería de los armarios empotrados, hechos a medida, está decorada con tiradores en latón con un diseño exclusivo inspirado en el Bauhaus. Las fotos antiguas han hecho posible para encontrar el friso pintado en las habitaciones. Las pinturas en tonos azules y grises también recuerdan la historia del lugar y su paisaje inalterable.

Las colgaduras de vidrio azulado así como los apliques de tela o de latón
creados por artesanos para Casa Cinese completan el conjunto, que está meticulosamente cuidado hasta el último detalle. Las montañas azules, las palmeras brillantes y las orillas del Lago Mayor en los alrededores invitan a soñar y a relajarse en un interior nuevo, luminoso y relajante.

_

 

Ubicación ·

Ascona (CH)

Fechas ·

Construcción 1938 – Renovación 2019

Diseño de interiores ·

Salomé Wackernagel & Mathilde Gudefin

Ingeniería ·

Stefano Kwiatkowski – Studio tecnico Sagl

Créditos fotográficos ·

Philipp Obkircher & Román Rey Arias